Butilhioscina tabletas

La butilhioscina es un medicamento que cada vez ayuda a más personas con diferentes problemas que tienen que ver con afecciones espasmódicas serias, las cuales no logran ser controladas por otro tipo de medicamentos; aquellos que padecen del síndrome de colon irritable son en especial quienes conocen las butilhioscina tabletas en sus diferentes presentaciones, porque es uno de los escasos medicamentos que pueden ayudarles a controlar los síntomas tan incómodos que un padecimiento como éste produce.

El nombre más convencional y comercial con el que podemos encontrar butilhioscina tabletas es “Buscapina” y aunque muchas personas hacen alusión solamente a que puede servir para dolores estomacales y cólicos, tiene una gran cantidad de diferentes aplicaciones que te mostraremos a continuación.

Para que está indicada la butilhioscina

Lo primero que podemos decir es que ayuda para cualquier cuadro de algiopasmódicos viscerales, comprendiendo esto desde el ya mencionado problema de síndrome de colon irritable, hasta cuestiones tan serias de manera interna como una úlcera duodenal o una úlcera gástrica; también puede ayudar a los pacientes de colitis, enteritis y también a los que padecen estreñimiento espásticos.

Por si esto fuera poco, las butilhioscina tabletas no están indicadas exclusivamente para lo que tenga que ver con el tubo digestivo, sino que también puede controlar espasmos biliares y discinesias urinarias de la misma forma que biliares, así que es un medicamento altamente versátil para cualquier tipo de problema que tenga que ver con estos dolores localizados desde la cavidad abdominal hacia abajo.

Algunas contraindicaciones a tomar en cuenta

Para que sirve la butilhioscina

Como cualquier otro medicamento, la primera contraindicación de las butilhioscina tabletas es para pacientes que sean alérgicos a la composición del fármaco, algo que sólo se puede determinar por medio de estudios que el médico tiene que indicar; por otro lado, también hay algunas contraindicaciones al respecto del empleo del medicamento y es que aunque estamos hablando exclusivamente de la versión en tabletas, se tiene que tener alto cuidado con algunos tipos de enfermos para asegurarse que así reciban su dosis y no de otra forma.

Si el paciente padece de estenosis biótica, acalasia, megacolon, hipertrofia prostática, glaucoma o íleo paralítico, tiene que evitarse a toda costa administrar por medio de inyección el medicamento y asegurarse absolutamente siempre que sean butilhioscina tabletas, porque podría causar efectos adversos muy incómodos; también es muy importante asegurarse de dar la dosis correcta al paciente, porque una dosis demasiado elevada podría ser capaz de producir un bloqueo de la transmisión nerviosa e incluso neuromuscular que puede llevar a una parálisis respiratoria.

También está altamente contraindicada si el paciente que recibirá la dosis también se administra antihistamínicos antipsicóticos, medicamentos antidepresivos tricíclicos o también contra medicamentos utilizados para combatir el Parkinson.

Aunque los efectos secundarios más convencionales sólo tienen que ver con sentir resequedad en la boca, disminución de la sudación y también estreñimiento, en algunas ocasiones se generan trastornos visuales al tener alteraciones de la acomodación, pero todos son transitorios, no es nada de lo que tengas que preocuparte y de hecho es muy poco posible que ocurran.