Butilhioscina dosis Pediatrica

Este medicamento es cada vez más famoso entre todas aquellas personas que tienen problemas tan molestos como el del síndrome de colon irritable, que causa espasmos constantes, inesperados y que lastimosamente en cierta forma es probable que acompañen toda la vida del paciente; mientras que algunas personas buscan o necesitan de medicamentos como este para eliminar el dolor en una sola ocasión, para aquellos que tienen problemas de estreñimiento espástico, colitis, discinesias y espasmos urinarios o biliares, son sencillamente la respuesta a una vida de problemas.

Ahora bien, también los niños pueden padecer este tipo de enfermedades y por eso existe una butilhioscina dosis pediátrica, la cual puede ayudar a los más pequeños que tengan este tipo de problemas también y aunque los médicos siempre recomiendan que se tenga cuidado y especial atención a los niños a los que se les administra, puede eliminar los síntomas si nos aseguramos de que el pequeño no tenga ninguna condición previa que lo pueda poner en peligro y también de darle la dosis correcta y jamás excederla.

Las diferentes presentaciones

Esta es otra gran ventaja del medicamento, que hay butilhioscina dosis pediátrica tanto en forma de solución inyectable, para aquellos pequeños que todavía no puede tragar una gragea, como también la presentación de grageas de 10 mg que pueden ser consumidas por niños que ya están en una edad más tolerable y para quienes no representa ningún peligro una pequeña pastilla mientras la están tomando.

Algunos cuidados a tomar en cuenta

Butilhioscina dosis Pediatrica

Como cualquier otro fármaco, si previamente se comprueba en estudios que el paciente es alérgico a la fórmula tiene que evitarse a toda costa que se le suministre, pero también hay otros cuidados a los que tenemos que poner atención, como por ejemplo jamás exceder la butilhioscina dosis pediátrica sólo porque pensemos que el dolor se irá más rápido o que no ha disminuido, porque al hacerlo se corre el riesgo de que se produzca un bloqueo en el sistema nervioso e incluso un bloqueo neuromuscular que podría causar una parálisis respiratoria.

Otro caso muy importante al que hay que ponerle atención y en especial cuando se trata de butilhioscina dosis pediátrica, es que no se tiene que administrar de manera simultánea con antihistamínicos.

Posibles efectos secundarios

Hay una amplia lista de efectos secundarios que pueden ser causados por este medicamento, pero vale la pena recalcar que están divididos entre los que son convencionales, los que son poco convencionales y los que no ocurren casi nunca, sólo en casos muy aislados; entre los primeros nos encontramos con que el paciente puede sentir la boca seca, puede disminuir la sudación y en algunos casos causar problemas de estreñimiento.

Por otro lado, entre los efectos secundarios poco frecuentes se encuentran trastornos visuales que tengan que ver con alteraciones de la acomodación y los que prácticamente nunca ocurren son náuseas, vómito, somnolencia, confusión y cefalea; si te aseguras de respetar la dosis ninguna de estas cosas tendrá que ocurrirle a los pequeños del hogar, así que consulta previamente al médico.